La Primavera y el Hígado

Como continuación del anterior post, me gustaría daros unas pistas sobre la necesidad o no de una puesta a punto de vuestro hígado. Como comentaba, la primavera es la estación del hígado y la vesícula biliar.

Os indico varias señales de que vuestro hígado puede necesitar un poco de “cariño” por parte de la acupuntura:

Te sientes extraordinariamente tens@

En la acupuntura, el hígado es el sistema que es responsable de la fluidez y la armonía de todo el cuerpo. Cuando el hígado no está funcionando de manera óptima, cosas como el estrés emocional, la postura rígida, respiración superficial, las cefaleas, apretar la mandíbula, etc.. pueden hacerte sentir que estás muy tens@ e irritable.

Tienes dolores de cabeza u otros dolores y molestias

Cuando las cosas no fluyen empezamos a experimentar lo que en acupuntura se denomina síndromes de tipo estancamiento. Estos incluyen dolor, y específicamente el dolor que se siente como presión, opresión o restricción. Las cefaleas tensionales y dolores menstruales son peores esta época del año.

De igual modo, el viento

Los músculos están muy rígidos

El hígado y la vesícula biliar, alimentan el tejido conectivo, tendones y ligamentos del cuerpo. Se puede notar un aumento de la rigidez, tensión o rigidez en los músculos y las articulaciones durante la primavera.

Te sientes irritable y frustrad@

Todos los sistemas de órganos en la acupuntura tienen una emoción asociada. la emoción del hígado es la ira, la frustración. Cuando el hígado se encuentra desequilibrado, sobre todo en primavera, puedes sentirte mucho más susceptible, más irritable o frustrado de lo habitual.

Tienes malas digestiones

Una digestión saludable depende en gran medida del movimiento constante y suave a lo largo de todo el cuerpo. Cuando el hígado no logra mantenerlo se encuentra en desequilibrio, ese flujo deja de ser armonioso y pueden ocurrir fácilmente alteraciones digestivas.

Te molestan los ojos

Al igual que todos los sistemas de órganos tienen una emoción asociada, también tienen un sentido asociado. La vista llega con el sistema de hígado, por lo que cualquier problema relacionado con la salud ocular se suele atribuir, al menos en parte, a un desequilibrio de hígado. Esto puede incluir una mala visión, así como el dolor y la fatiga ocular y sequedad en los ojos.

Si se presenta cualquiera de los síntomas mencionados anteriormente, trabajar para mejorar el funcionamiento del sistema hepático es importante. Con un sistema de hígado que fluye adecuadamente, las articulaciones estarán sanas, los ojos brillantes, y la energía del cuerpo (físico y emocional) fluirá libremente. El Estancamiento del Qi del Hígado en particular, es un desequilibrio muy común en las sociedades occidentales modernas. Estar consciente de los signos más leves de desequilibrio y trabajar para corregirlos puede evitar problemas más serios en el futuro y ayudar a vivir mejor en el presente.

Si deseas recibir más información sobre los tratamientos que realizo o sobre cómo la Acupuntura y la Medicina Tradicional China puede ayudarte ponte en contacto conmigo por algunos de los siguientes medios:

 

Te invitamos a  Entheos Lugar De Paz y  leer  CONSIDERACIONES PRÁCTICAS PARA LA DEPURACIÓN HEPÁTICA