fbpx

¿HACES CASO A LAS SEÑALES QUE TE ENVÍA TU PIEL?

Muchas veces, ante la pregunta “¿Qué tipo de piel tienes?” parece que solo hay un tipo de respuesta “ummm…pues yo…la tengo mixta, seca, grasa o sensible”.

[vc_separator type=’transparent’ position=’center’ color=» border_style=» thickness=» up=» down=»]

A lo largo del año, con el paso de las estaciones, de las diferentes emociones o vivencias que tienes, podrás observar que, ¡no sólo tienes piel en la cara! Sino que el resto de la piel de tu cuerpo también varía: la piel de tus piernas se puede resecar, o comienzan a salirte granitos por diferentes zonas, o te aparecen descamaciones, o la piel se vuelve más caliente, o sudas en exceso, o aparecen picores que por arte de birlibirloque desaparecen.

[vc_separator type=’transparent’ position=’center’ color=» border_style=» thickness=» up=» down=»]

Pues bien, como buena señal, ¡tu cuerpo quiere decirte algo!

[vc_separator type=’transparent’ position=’center’ color=» border_style=» thickness=» up=» down=»]

Hay diferentes maneras de abordar este tema, pero en lo que estaremos de acuerdo es que lo primero es observar con qué síntoma se quiere comunicar tu piel:

[vc_separator type=’transparent’ position=’center’ color=» border_style=» thickness=» up=» down=»]

Antes de ir describiendo síntomas, compartir contigo que el Pulmón es el órgano quien “controla” nuestra piel y el vello corporal. Así que para lucir una buena piel o un pelazo, tendrás que poner atención al cuidado de tus pulmones (aunque esto lo dejaré para el siguiente post). Estas son algunas señales:

[vc_separator type=’transparent’ position=’center’ color=» border_style=» thickness=» up=» down=»]

  • Picores en la piel, tendrás que revisar la calidad de tus emociones, ya que la tristeza o un desequilibrio emocional sostenido en el tiempo, como el estrés o la ira suelen estar detrás de estos síntomas. Así mismo, tendrás que revisar tus hábitos alimenticios, ya que es en la piel donde se acumulan toxinas que provocan estos picores.
  • Enrojecimiento de la piel por el frío o el calor, deberás ocuparte de reforzar tu sistema inmune, para que te proteja de factores externos.
  • Acumulación de grasa o retención de líquidos, será necesario que modifiques tus hábitos alimenticios y de vida, así como revisar el correcto funcionamiento de tus órganos internos.
  • Sequedad de piel generalizada, aparte de asegurarte de adecuar la ingesta de líquidos a tus necesidades, debes de revisar tus hábitos alimenticios.[vc_separator type=’transparent’ position=’center’ color=» border_style=» thickness=» up=» down=»]

Como ya habrás observado, detrás de cada “señal” que te ofrece tu piel, hay una oportunidad para volver a revisar:

[vc_separator type=’transparent’ position=’center’ color=» border_style=» thickness=» up=» down=»]

  • Tus emociones (siendo consciente de lo que sientes)
  • Tu alimentación (que aparte de saludable sea adecuada para ti)
  • Tus hábitos de vida (ejercicio, amigos, familia, etc.)[vc_separator type=’transparent’ position=’center’ color=» border_style=» thickness=» up=» down=»]

¿Ya sabes lo que tu piel te quiere decir?

[vc_separator type=’transparent’ position=’center’ color=» border_style=» thickness=» up=» down=»]

¿Nos permites ayudarte?

[vc_separator type=’transparent’ position=’center’ color=» border_style=» thickness=» up=» down=»]

Aquí tienes 5 consejos que te ayudarán mejorar tu piel este otoño-invierno

Ya entraditos en otoño, parece que ya arrancamos con el frío sin retorno (¡cada año parece que se hace esperar más!). Los cuidados de nuestra piel son importantes durante todo el año, pero en esta parte del año, tienen algunas peculiaridades.

[vc_separator type=’transparent’ position=’center’ color=» border_style=» thickness=» up=» down=»]

  1. NO UTILICES AGUA MUY CALIENTE

Aunque apetezca sumergirse en un baño calentito que reconforte tu cuerpo, puede pasarte que tu piel note el contraste entre el agua caliente y la temperatura exterior, provocando rojeces, así como una deshidratación no deseada por la apertura de los poros.

[vc_separator type=’transparent’ position=’center’ color=» border_style=» thickness=» up=» down=»]

  1. EVITA LA HUMEDAD EN LAS ZONAS DE PIEL EXPUESTAS AL FRÍO

Quien no se ha pillado humedeciendo los labios más de la cuenta, o no secándose correctamente las manos, pues bien, este hecho en la temporada de frío en la que estamos hace que nuestra piel se cuartee y que aparezca una sensación de tirantez nada agradable.

[vc_separator type=’transparent’ position=’center’ color=» border_style=» thickness=» up=» down=»]

  1. HIDRÁTATE POR DENTRO Y POR FUERA
  • Incrementa la ingesta de líquidos (infusiones, sopas, agua), tus pulmones y tus intestinos te lo agradecerán luciendo una mejor piel y aumentando tus defensas
  • Utiliza aceite de coco aderezando tus platos y tópicamente, es el mejor aliado para mantener el nivel de humedad óptimo de tu cuerpo, dejándote una piel clara y lisa.
  • Come pequeño pescado azul (sardinas, anchoas, arenques, salmón salvaje) o toma suplementos de omega-3, para mejorar la hidratación celular, así como el equilibrio de grasas de tu piel.

    [vc_separator type=’transparent’ position=’center’ color=» border_style=» thickness=» up=» down=»]

  1. REVISA LA SALUD DE TUS INTESTINOS

Tus intestinos son responsables de la eliminación de desechos de tu cuerpo, por lo que un buen tránsito intestinal implica menos toxinas y tu piel así lo reflejará. Para ello:

  • Evita los azúcares y las harinas procesadas (aunque esto es válido para todo el año).
  • Incrementa los zumos de cítricos (ya que aportan la obtención de vitamina C), vegetales verdes y rojos (potentes antioxidantes que ayudan a tu hígado a desintoxicarse, y por tanto a eliminar toxinas.
  • Toma vegetales fermentados, que ayudan a tu intestino a regenerar su flora intestinal

[vc_separator type=’transparent’ position=’center’ color=» border_style=» thickness=» up=» down=»]

  1. REDUCE EL NIVEL DE ESTRÉS DE TU CUERPO

El estrés, reduce la hidratación y la oxigenación celular incrementando las arrugas, la fatiga en la piel, entre muchas otras cosas. Nuestra recomendación es que:

  • Duermas bien por la noche, que cuando nos regeneramos y recargamos nuestras pilas.
  • Practiques respiración consciente, Qi Gong (chikung), Yoga o meditación.
  • Practiques ejercicio moderado, sin exponerte al frío del momento.

[vc_separator type=’transparent’ position=’center’ color=» border_style=» thickness=» up=» down=»]

Nos gustaría saber si tienes algún consejo más que nos ayude a mantener nuestra piel equilibrada por dentro y por fuera. ¡Si es así, esperamos tus comentarios!!

[vc_separator type=’transparent’ position=’center’ color=» border_style=» thickness=» up=» down=»]

Si, además, quieres conocer qué es lo que podemos hacer por ti desde Equilibrio y Bienestar, no dudes en contactar con nosotros llamando al 637 756 596

[vc_separator type=’transparent’ position=’center’ color=» border_style=» thickness=» up=» down=»]
Equipo de Equilibrio y Bienestar


 

Comparte:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on linkedin
LinkedIn

Entradas relacionadas

¿CONOCES EL MASAJE AYURVEDA?

¿CONOCES LOS MASAJES AYURVÉDICOS? ¿Te gustan los masajes? ¿Sientes que algo no va bien en tu cuerpo y en tu mente? Entonces tienes que probar

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Aceptando nuestra política de cookies nos ayudas a que la web funcione correctamente.   
Privacidad