fbpx

¿Sabes qué función tiene la tristeza?

En estas fechas, tanto por la carga emotiva de las Navidades como por la estación en la que nos encontramos solemos experimentar momentos de tristeza. Muchas veces nos dejamos ir hacia momentos de “reclusión”, otros momentos nos conducen al enfado, o nos da por llorar. Pero, ¿te has parado a pensar qué te quiere decir la tristeza? ¿Cuál es su función?

[vc_separator type=’transparent’ position=’center’ color=» border_style=» thickness=» up=» down=»]

Puede que leyendo esto me digas, “yo nunca me he sentido así, yo no lloro. ¡No siento tristeza!”, pues sigue leyendo porque no sentir tristeza puede implicar que tengas un desequilibrio, ya que la tristeza es una de las emociones básicas y primitivas que nuestro cuerpo experimenta de manera natural.

[vc_separator type=’transparent’ position=’center’ color=» border_style=» thickness=» up=» down=»]

Cuando pierdes algo que consideras importante para ti es necesario que experimentes la tristeza, ya que te permitirá a asumir y superar dicha pérdida. Esta pérdida puede ser duradera (como por ejemplo un fallecimiento) como temporal (despido de trabajo, ruptura sentimental, etc) Esta emoción tiene una función relacionada con tu supervivencia, es una alerta a dos niveles:

[vc_separator type=’transparent’ position=’center’ color=» border_style=» thickness=» up=» down=»]

  • a tu entorno, la tristeza grita: “¡necesito ayuda, cariño, comprensión y apoyo!”.
  • a nivel personal, la tristeza te dice: “hay algo con lo que no estás bien, hay algo que esperabas que no se ha cumplido a nivel personal, reflexiona sobre ello y modifica lo que no está bien”

[vc_separator type=’transparent’ position=’center’ color=» border_style=» thickness=» up=» down=»]

Pero ¿qué sucede si por no querer sentirte triste, bloqueas esta emoción?

Si te encuentras ante esta situación, me gustaría preguntarte ¿Te enfadas muy a menudo? ¿Sientes la alegría con gran intensidad?

[vc_separator type=’transparent’ position=’center’ color=» border_style=» thickness=» up=» down=»]

Probablemente te enfadas mucho y, además, descubrirás que no sientes con intensidad la alegría…lo que sucede si no te permites sentir tristeza (o no la sabes reconocer) es que tampoco te permitas sentir alegría, ya que son emociones opuestas, pero que sin la una, la otra no existe. Además, es probable que sientas un enfado permanente.

[vc_separator type=’transparent’ position=’center’ color=» border_style=» thickness=» up=» down=»]

Lo peor es que todo esto afecta a tu energía del día a día y terminará manifestándose en síntomas que, a priori, nunca dirías que han sido provocados por no permitirte sentir la tristeza: ira, acidez, bruxismo, contracturas, nerviosismo, sudores nocturnos, presión en el pecho, garganta seca…¿reconoces alguno de estos síntomas en ti?

[vc_separator type=’transparent’ position=’center’ color=» border_style=» thickness=» up=» down=»]

¿Cómo sé si bloqueo la tristeza?

[vc_separator type=’transparent’ position=’center’ color=» border_style=» thickness=» up=» down=»]

¡¡¡PARAAAAA!!! Sí, sí, para y atiende a tu respiración. Permite que tu cuerpo, tu mente y tus emociones vuelvan al momento presente y observa qué ocurre.

[vc_separator type=’transparent’ position=’center’ color=» border_style=» thickness=» up=» down=»]

No tienes que hacer nada, sólo “estar contigo”, y permitir que aflore la emoción o sentimiento más profundo.

[vc_separator type=’transparent’ position=’center’ color=» border_style=» thickness=» up=» down=»]

Tal vez quieras ponerte en marcha rápidamente, no te guste lo que sientes ¡espera…aguanta!, es necesario a travesar ese momento para poder vivir la emoción que has estado rechazando, creyendo que era por tu bien.

[vc_separator type=’transparent’ position=’center’ color=» border_style=» thickness=» up=» down=»]

Seguro que, aunque te cueste reconocerlo, sabes que, en más de una ocasión, te enfadas con quien menos “culpa” tiene. Llegas a casa, después de un día agotador y el primero que vez, ¡zassssca! se las carga. En realidad, te resulta difícil determinar cuál es la verdadera causa de tu constante enfado, señal de que estás enmascarando una posible tristeza, ¡¡entonces PARA!!……

[vc_separator type=’transparent’ position=’center’ color=» border_style=» thickness=» up=» down=»]

Si no te permites sentir la tristeza, ésta no realizará su función de cubrir la necesidad de supervivencia que es hacerte reflexionar sobre aquello que no te gusta y le puedas poner solución.

[vc_separator type=’transparent’ position=’center’ color=» border_style=» thickness=» up=» down=»]

Queremos darte unas pautas generales vivir mejor tu tristeza:

  • La primera recomendación pasa por tener una buena actitud frente a la vida y entrenar el “buen humor”. Tener claridad sobre lo que se quiere y establecer buenos planes de acción para lograr tus metas facilitan el equilibrio personal.
  • Realizar ejercicio moderado, ayuda a mantener la energía del Pulmón fuerte (el Pulmón es el mayor influenciador sobre esta emoción) y circulando correctamente. El Qi Gong, la meditación o el yoga son especialmente beneficiosos y ayudan no sólo a mantener el cuerpo en movimiento, si no que también favorecen la correcta oxigenación a través de la respiración profunda, y activan y despejan la mente y el espíritu. Para saber más sobre la respiración, consulta nuestro anterior post.
  • Mantener una alimentación saludable y equilibrada ayuda a fortalecer nuestra salud emocional.

[vc_separator type=’transparent’ position=’center’ color=» border_style=» thickness=» up=» down=»]

Si te encuentras en alguna de las situaciones mencionadas, contacta con Equilibrio y Bienestar en el 637 756 596 y podremos ayudarte con la técnica que mejor se adapte a tu circunstancia.

[vc_separator type=’transparent’ position=’center’ color=» border_style=» thickness=» up=» down=»]

Incluso la noche más oscura terminará con la salida del Sol.

-Víctor Hugo-

[vc_separator type=’transparent’ position=’center’ color=» border_style=» thickness=» up=» down=»]
Equipo de Equilibrio y Bienestar


 

Comparte:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on linkedin
LinkedIn

Entradas relacionadas

¿CONOCES EL MASAJE AYURVEDA?

¿CONOCES LOS MASAJES AYURVÉDICOS? ¿Te gustan los masajes? ¿Sientes que algo no va bien en tu cuerpo y en tu mente? Entonces tienes que probar

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Aceptando nuestra política de cookies nos ayudas a que la web funcione correctamente.   
Privacidad